Genealogía de Jesús (SUD)


MATEO

Capitulo 1: 1 – 17

Mt.1:1-17Lucas 3:23-28

Diferencias entre las genealogías de Jesús

Hallamos en el Nuevo Testamento dos genealogías que supuestamente dan el linaje de Jesús, una en el primer capítulo del Evangelio según Mateo, la otra en el tercer capítulo del Evangelio según Lucas.

Estas listas de progenitores contienen varias discrepancias aparentes, pero los estudios e investigaciones de los peritos en materia genealógica las han reconciliado satisfactoriamente. No se procurará hacer un análisis detallado del asunto aquí; pero debe tenerse presente que el criterio de los investigadores concuerda en que la narración de Mateo establece el linaje real y da el orden de sucesión entre los herederos legales del trono de David, mientras que la del evangelio según S. Lucas es una genealogía personal que indica la descendencia davídica, pero sin considerar la línea de sucesión legal al trono por medio de la primogenitura o parentesco cercano.

Por otra parte, muchos consideran que la descendencia genealógica escrita por Lucas es la de María, mientras que la de Mateo es aceptada como la de José. El hecho principal que debemos recordar es que el Niño, prometido por GabrielMaría, la virgen desposada de José, habría de nacer de linaje real. La genealogía personal de José sería esencialmente la misma que la de María, pues los dos eran primos hermanos.

Según Mateo, José era hijo de Jacob; e hijo de Eli, según S. Lucas; pero Jacob y Eli eran hermanos, y parece que uno de los dos fue el padre de José, y el otro, el padre de María y, consiguientemente, padre político de José.

Muchas Escrituras establecen claramente que María era de la descendencia de David, pues en vista de que Jesús había de nacer de María, mas no engendrado por José—que era el padre declarado y, según la ley de los judíos, el padre legal— la sangre de la posteridad de David llegó al cuerpo de Jesús únicamente por conducto de María.

Jesús el Hijo de David

Nuestro Señor, llamado repetidas veces el Hijo de David, nunca repudió el título, antes lo aceptó como si debidamente le correspondiera. El testimonio de los apóstoles apoya con afirmación positiva la herencia real de Cristo por medio de su linaje terrenal, como lo hace constar la afirmación de Pablo, el erudito fariseo: “Acerca de su Hijo, que era del linaje de David según la carne”; y también: “Acuérdate de Jesucristo, del linaje de David, resucitado de los muertos.”

En ninguna de las persecuciones que lanzaban contra El sus enemigos implacables, ni en las acusaciones falsas presentadas en su contra, o los cargos particulares de sacrilegio y blasfemia que le imputaban por haber admitido que era el propio Mesías, se hace mención, o se halla la más leve indicación de que su linaje lo incapacitaba para ser el Cristo. Los judíos conservaban meticulosamente su genealogía, así durante la época de Cristo como después; de hecho, su historia nacional era principalmente una relación genealógica; y si hubiera habido posibilidad alguna de rechazar al Cristo porque no existían pruebas de su descendencia, el insistente fariseo, instruido escriba, altivo rabino y aristócrata saduceo la habría utilizado hasta lo último.

En la época del nacimiento del Salvador, Israel se hallaba bajo el dominio de monarcas extranjeros. Los derechos de la familia real davídica no tenían validez, y el gobernador de los judíos era nombrado por Roma. Si Judá hubiese sido una nación libre e independiente, regida por su soberano legal, José el carpintero habría sido su rey; y el sucesor legal al trono, Jesús de Nazaret, Rey de los Judíos.

La anunciación de Gabriel a María se refirió al Hijo de David, en cuyo advenimiento la esperanza de Israel descansaba como sobre un fundamento seguro. Este Ser, divinamente anunciado, era Emanuel, el Dios que habría de morar con su pueblo en la carne, el Redentor del mundo, Jesús el Cristo.

Las genealogías de José y María

Hoy estamos casi seguros de que las genealogías en ambos evangelios son de José, con las cuales, si podemos depender de las tradiciones primitivas respecto de su con sanguinidad, están relacionadas también las genealogías de María.

  • La descendencia davídica de María está indicada en Hechos 2:30; 13:23; Romanos 1:3. Lucas 1:32, etc.
  • S. Mateo da la descendencia legal de José- por conducto de la línea mayor y real, como heredero del trono de David;
  • S. Lucas da la descendencia natural. De modo que el padre verdadero de Salatiel era heredero de la casa de Natán, pero Jeconías, que nunca tuvo hijos (Jer. 22:30), fue el último representante directo de la línea real mayor. La omisión de algunos nombres desconocidos y la distribución simétrica en grupos de diez eran costumbres judías comunes.

No será por demás decir que después de las obras de Mili (On the Mythical Interpretation of the Gospeh, páginas 147-217) y de Lord A. C. Hervey (On tlie Genealogies of our Lord, 1853), virtualmente han desaparecido todas las dificultades en reconciliar las divergencias aparentes. De manera que en éste, así como en muchos otros casos, las discrepancias mismas que parecen ser las más irreconciliables y las más fatales para la exactitud histórica de los cuatro evangelistas, resultan ser, al investigarse con más cuidado y paciencia, prueba adicional no sólo de que son completamente independientes sino también enteramente confiables.”—Life of Christ, por Farrar, página 27, nota.

El autor del artículo “Genealogía de Jesucristo,” que se halla en la obra, Smith’s Bible Dictionary, dice: “El Nuevo Testamento nos da la genealogía de solamente una persona, a saber, nuestro Salvador (Mateo 1; Lucas 3) … Las siguientes proposiciones explicarán la construcción verdadera de estas genealogías (según Lord A. C. Hervey):

  • 1. Ambas son genealogías de José, es decir, de Jesucristo, como el hijo supuesto y legal de José y María.
  • 2. La genealogía de Mateo, como lo asegura Grotio, es la descendencia de José en virtud de sucesor legal al trono de David. La de Lucas es la genealogía particular de José, en la que se muestra su nacimiento real como hijo de David, indicando con ello por qué era heredero de la corona de Salomón. El principio sencillo de que un evangelista presenta la genealogía que contiene los herederos sucesivos del trono de David y Salomón, mientras que el otro presenta las raíces paternas de aquel que era el heredero, explica todas las anomalías, concordancia y discrepancia de las dos genealogías, así como la circunstancia de haber dos en primer lugar.
  • 3. María, la madre de Jesús, era probablemente hija de Jacob y prima hermana de José su esposo.”

En el Journal of the Transactions of the Victoria Institute, or Philosophical Society of Great Britain, de 1912, tomo 44, páginas 9 —36, aparece un artículo, “Las genealogías de nuestro Señor”, por la señora A. S. Lewis, junto con una discusión del asunto por muchos eruditos de habilidad reconocida, todo lo cual constituye una contribución valiosa a la literatura sobre este asunto. La escritora es una autoridad sobre manuscritos siríacos, y fue una de las dos mujeres que en 1892 descubrieron el palimpsesto siríaco de los cuatro evangelios en la biblioteca del Monasterio de Santa Catarina sobre el Monte de Sinaí. La distinguida autora afirma que la relación de S. Mateo atestigua la genealogía real de José y que la tabla genealógica de S. Lucas comprueba la igualmente real descendencia de María. Dice la Sra. Lewis: “El palimpsesto del Sinaí también nos dice que José y María fueron a Belén para ser empadronados allí, porque ambos eran de la familia y linaje de David.”

El canónigo Girdlestone, comentando el artículo, hace hincapié pertinente en la posición de María como princesa de sangre rea] por motivo de su descendencia davídica, y dice: “Cuando el ángel le predijo a María el nacimiento del Santo Niño, le dijo: ”El Señor Dios le dará el trono de David su padre.’ Ahora bien, si José con quien estaba desposada, hubiese sido el único que descendía de David, María habría contestado: ‘Aún no estoy casada con José’; pero sencillamente dijo: ‘No conozco varón’, con lo que indicó claramente que en vista de ser descendiente de David, podría transmitir su sangre real a un hijo, si fuera casada; pero ¿cómo podía tener un hijo real mientras todavía era virgen?”

Después de mencionar brevemente la ley judía respecto de la adopción, la cual dispone (según el Código de Hamurabi, Sección 188) que si un hombre le enseña un arte a su hijo adoptivo, a éste le son confirmados por ese medio todos los derechos de herencia, el mismo autor agrega: “Si la corona de David se hubiese entregado a su sucesor en la época de Heredes, le habría correspondido a José. ¿Y quién habría sido el sucesor legal de José?- Jesús de Nazaret habría sido el Rey de los Judíos, y el título que fijaron sobre la cruz expresó la verdad. Dios lo había levantado a la casa de David.”

(Talmage, Jesús el Cristo, pág. 91; véase también págs. 87-90, 93-95).

Sigue  Mateo 1: 18-25 ===>

About these ads

4 comentarios en “Genealogía de Jesús (SUD)

  1. el nuevo testamento es una llave, que cambiando todo lo que es 13 por todo lo que es 7, da las iniciales de un nombre de una persona, pero dicha persona no esta en países de Egipto he Israel como han pasado 2000 años buscando, ya que vivimos en un mundo alrevez, en donde vivimos por la carne y no por el espíritu, ya esa persona sabe quien es en realidad, pero no lo acepta, porque vivimos por la carne y ademas de decir quien es, le harían lo mismo que hace 2000 años, y ademas ya el volvo de entre los muertos como manda la profecía, como también manda que con su llegada vendría otro que le imitaria y si te interesa saber mas solo llama al 8296366797 en santo domingo, rep dom.

  2. que harías tu si de repente te aborda un señor, con barba blanca, cabello blanco ropa blanca, en un carro blanco totalmente viejo y te dice no temas, sube a mi auto.. tu asustado te montas y el de repente te dice, no temas, lo que sucede es que te he escogido para que le muestre a los míos la gran verdad sobre mi, que nunca ha sido contada (1) hay linaje a partir de jesus, (2) tenemos 2000 años viviendo alrevez, (3) el numero 13 es el numero 7 y el numero 7 es el numero 13, (4) el mundo se acaba en el 2013, no en el 2012 como cree el hombre y también me dijo, y si no te creen dile que esta es palabra de jehova y si te tildan de loco, no le hagas caso ya que siempre les mando a decir cosas en mi nombre y nunca las creen. dicho carro se desvanece con dicho señor……………eso paso en este año 2012, en semana santa, aquí en la república dominicana y si quiere saber mas llama al 8296366797

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s