El Evangelio de Judas


Judas Iscariote

Se denomina Evangelio de Judas (o Evangelio prohibido de Judas) a un evangelio utilizado, según testimonios de los Padres de la Iglesia, por la secta gnóstica de los cainitas. Fue compuesto probablemente durante el siglo II.1 Este evangelio se creía desaparecido, pero durante los setenta del siglo XX fue hallado en Egipto un códice copto (supuestamente traducción de un original griego) en el que aparece un texto que parece corresponder al Evangelio de Judas mencionado en la literatura cristianaprimitiva. En 2006 la organización National Geographic Society hizo público su trabajo de restauración y traducción del manuscrito. También en ese mismo año la organización National Geographic Society elaboró un video documental titulado “The Gospel of Judas” (El Evangelio de Judas).2

En el texto se hace una valoración positiva de la figura del apóstol Judas Iscariote, que en los cuatro evangelios canónicos es considerado como traidor a Jesús. Según este evangelio gnóstico, Iscariote fue su discípulo favorito, y si entregó a su maestro a las autoridades romanas fue en cumplimiento de un plan previsto por el propio Jesús.

En 2007, tras revisar el manuscrito original, la biblista April D. DeConick, profesora de la Rice University (Estados Unidos), desmiente esa interpretación, que se basa en una traducción mal hecha.3 El 21 de marzo de 2008 el experto en copto Marvin Meyer contesta a DeConick en la web de National Geographic en español.4

Descubrimiento

La primera referencia moderna conocida a este texto data de 1983, cuando alguien propuso su compra a la Universidad Metodista del Sur y el experto Stephen Emmel pudo examinarlo brevemente, junto con otros manuscritos. Según se cree, lo descubrieron en 1978 unos campesinos egipcios en la localidad de El Minya, y fue sacado de Egipto de forma ilegal. El anticuario que intentó venderlo pedía una cifra que los posibles compradores consideraron excesiva (tres millones de dólares por el lote en el que iba incluido), por lo que tuvo que desistir. El texto estuvo depositado desde 1984 en un banco de Nueva York.

En 2002 lo adquirió la Maecenas Foundation for Ancient Art, radicada en Basilea, una fundación privada de Suiza, dirigida por el abogado Mario Roberti. Esta fundación contactó con National Geographic Society para que restaurase, datase y tradujese el manuscrito. Según el vicepresidente de esta institución, Terry García, el códice estaba muy deteriorado, y, si no hubiesen actuado de inmediato, hubiera acabado convirtiéndose en polvo.

Rudolf Kasser hizo pública la existencia del texto en una conferencia que tuvo lugar en París, en julio de 2004. Al año siguiente, un portavoz de la Maecenas Foundation anunció su traducción inminente al inglés, francés y alemán.

National Geographic Society eligió para hacer pública la restauración y traducción del manuscrito la fecha del 6 de abril de 2006, próxima a la Semana Santa, en que se conmemora la muerte de Jesús de Nazaret. El 9 del mismo mes programó el estreno televisivo de un documental sobre el manuscrito.

Contenido

El texto del Evangelio de Judas es un relato de unas doscientas cincuenta líneas, del ancho aproximado de un folio, que se encuentra en un códice de 66 páginas, más de un tercio del cual es ilegible, y que contiene otras tres obras. Dos de ellas (el Primer Apocalipsis de Santiago, y la Epístola a Felipe, atribuida a San Pedro) son obras gnósticas ya conocidas por los hallazgos de Nag Hammadi. La tercera es un fragmento de un texto desconocido, titulado provisionalmente Libro de Alógenes).5 Todos los textos están escritos en el dialecto sahídico del idioma copto, aunque es una traducción de un original griego (probablemente de comienzos del siglo II). Mediante varios métodos, entre ellos el del carbono-14, el códice ha sido datado entre los años 220340.

El papiro se encuentra deteriorado: algunas partes del texto se han perdido y otras se conservan sólo fragmentariamente. 26 de las 66 páginas corresponden al Evangelio de Judas. La parte que ha podido ser traducida comienza indicando que se trata de las revelaciones que Jesús hizo a Judas Iscariote, en conversación privada, tres días antes de la Pascua. Escrito en tercera persona, el texto es un diálogo entre Jesús y sus discípulos, especialmente Judas, que aparece como el discípulo favorito de Jesús. Según este evangelio, Judas entregó a su maestro a los romanos siguiendo órdenes del propio Jesús, quien profetizó: “Tú serás el decimotercero, y serás maldito por generaciones, y vendrás para reinar sobre ellos.” (página 47 del manuscrito).

El Jesús que presenta este Evangelio es desenfadado, se ríe con frecuencia de los malentendidos de los demás discípulos y de su devoción superficial. La inversión de la relación tradicional entre Jesús y Judas que plantea el texto es que Jesús le está agradecido a Judas y lo elogia: “Tú los superarás a todos ellos. Porque tú sacrificarás el hombre que me cubre (…). La estrella que indica el camino es tu estrella” (n. 56-57).

Al final, poco después de entrar en una nube luminosa, Judas “recibió algún dinero y se lo entregó a ellos”. Jesús se lo agradece, ya que prepara el momento en que Jesús quedará liberado del cuerpo, lo que le permite regresar al “reino grande e ilimitado cuya inmensidad no ha visto ninguna generación de ángeles” (n. 47).

Documental – El evangelio prohibido de Judas

Este es un documental de National Geographic 2006 que nos habla de uno de los hallazgos recientes más importantes de arqueología bíblica…. En el evangelio se destaca que cuando Judas traicionó a Jesús actuó bajo las órdenes directas de Dios. Después de casi 2000 años que sucediera el secreto de uno de los invitados a la ultima cena, fue revelado un secreto que podría cambiar la historia de la religión y quizás las creencias más profundas. El hombre más odiado de la historia ha regresado para contar su verdad. Existen muchas historias sobre el Evangelio Prohibido de Judas, pero en Egipto en el año de 1978, cerca de las riberas del río Nilo un granjero que buscaba un tesoro entra cautelosamente en un caverna, en tiempos antiguos sus cámaras servían para sepultar a los muertos, según este relato el granjero buscaba oro o joyas, cualquier objeto de valor, en su lugar en medio de restos esqueléticos encuentra una caja de piedra, en su interior un hallazgo inesperado, un misterioso libro encuadernado en cuero llamado CODICE. El evangelio esta escrito en 13 trozos de papiro por delante y por atrás, lo cual reconstruirlo fue un proceso bien difícil pero no imposible para el ser humano, donde Jesús le da la misión a Judas y este le dice: “Serás más grande que los demás, tu sacrificaras al hombre en el que vivo”. Una investigación preliminar del Evangelio de Judas revela 3 Hechos: Los eruditos confirman que la apariencia del papiro sobre el cual se escribió el evangelio es idéntica a la de otros documentos antiguos. El titulo escrito en Cóptico dice: Evangelio de Judas. Este documento coincide con el texto que Ireneo denuncio en 180 d.c. La ciencia debe respaldar ahora estas conclusiones iniciales. Para esta misión la National Geographic Channel y la dueña de los papiros, convoco a un staff de expertos en el tema, así como el Dr. Stephen Emmel (Universidad de Munster – Alemania), experto en papiro antiguo y en escritura antigua; al Dr. Marvin Meyer, experto en lengua Cóptica y el Dr. Timothy Jull (Universidad de Arizona), especialista en datación por radiocarbono. Cada uno de ellos utilizo su experiencia y profesionalismo para responder a la pregunta ¿Es autentico?

EL EVANGELIO DE JUDAS

Traducido al ingles por
Rodolphe Kasser, Marvin Meyer, y Gregor Wurst,
en colaboración con François Gaudard
[Traducción al español de Fabio Guevara]

Introducción: Principio

El relato secreto de la revelación que Jesús habló en la conversación con Judas Iscariote durante una semana tres días antes de que celebrara la Pascua.

El Ministerio Terrenal de Jesús

Cuando Jesús apareció en la tierra, realizó milagros y grandes maravillas para la salvación de la humanidad. Y siendo que algunos [caminaron] el camino de la justicia mientras otros caminaron en sus transgresiones, los doce discípulos fueron llamados.

Él empezó a hablar con ellos sobre los misterios más allá del mundo y de lo sucedería al final. Frecuentemente no aparecía a sus discípulos como él mismo, sino que se le encontraba entre ellos como un niño.

Escena 1:

Diálogos de Jesús con sus discípulos: La oración de acción de gracias o la eucaristía

Un día se encontraba con sus discípulos en Judea, y les encontró reunidos y sentados en piadosa ceremonia. Cuando él [se acercó] a sus discípulos, [34] reunidos y sentados y ofreciendo una oración de acción de gracias sobre el pan, [se] rió.

Los discípulos [le] dijeron, “Maestro, ¿por qué re ríes de [nuestra] oración de acción de gracias? Hemos hecho lo correcto.

Él respondió y les dijo, “No me estoy riendo de ustedes. [Ustedes] no hacen esto por su propia voluntad, sino porque es a través de esto que su dios [será] alabado.”

Ellos dijeron, “Maestro, tú eres [...] el hijo de nuestro dios.”

Jesús les dijo, “¿Cómo es que me conocen? En verdad [les] digo, ninguna generación de aquellos que están entre ustedes me conocerá.”

Los Discípulos se Molestaron

Cuando sus discípulos escucharon esto, se empezaron a molestar y a enfurecerse y empezaron a blasfemar contra él en sus corazones.

Cuando Jesús observó su falta de [comprensión] les [dijo], “¿por qué esta agitación les lleva al enojo? Su dios que está dentro de ustedes y [...] [35] los ha provocado para encolerizarse [dentro] de sus almas. [Dejad] a cualquiera de ustedes que sea [suficientemente fuerte] entre los seres humanos sacar al humano perfecto y pararse ante a mi rostro”.

Todos dijeron, “Tenemos la fuerza.”

Pero sus espíritus no se atrevieron a ponerse frente a [él], excepto Judas Iscariote. El fue capaz de parase frente a él, pero no le pudo mirar a los ojos, y volvió su cara a otro lado.

Judas le [dijo], “Sé quien eres y de dónde vienes. Tú eres del reino inmortal de Barbeló. Y no soy digno de pronunciar el nombre de quien te ha enviado.”

Jesús Habla con Judas en Privado

Sabiendo que las reflexiones de Judas eran sobre algo muy exaltado, Jesús le dijo, “Apártate de los demás y te diré los misterios del reino. Para ti es posible alcanzarlo, pero padecerás gran aflicción. [36] Pues alguien más te reemplazará, de manera que los doce [discípulos] puedan de nuevo completarse con su dios.”

Judas le dijo, “¿Cuándo me dirás estas cosas, y [cuándo] llegará el día de la gran luz para la generación?

Pero cuando dijo esto, Jesús le dejó.

Escena 2:

Jesús aparece de nuevo a los discípulos

La mañana siguiente, después de que esto sucediera, Jesús [aparece] de nuevo a sus discípulos.

Ellos le dijeron, “¿Maestro, dónde fuiste y qué hiciste cuando nos dejaste?”

Jesús les dijo, “Fui a otra grande y santa generación.”

Sus discípulos le dijeron, “Señor, ¿cuál es la gran generación que es superior a nosotros y más santa que nosotros, que no está ahora en estos reinos?”

Cuando Jesús escuchó esto, se rió y les dijo, “¿Por qué están pensando en sus corazones sobre la fuerte y santa generación? [37] En verdad [les] digo, nadie nacido [de] este aeón verá esa [generación], y ningún coro de ángeles de las estrellas regirá sobre esta generación, y ninguna persona de nacimiento mortal puede asociarse con ella, porque esa generación no viene de [...] que se ha vuelto [...]. La generación de personas entre [ustedes] es de la generación de la humanidad [...] poder, el cual [... los] otros poderes [...] por [los cuales] ustedes gobiernan.”

Cuando [sus] discípulos escucharon esto, fueron perturbados en espíritu. No pudieron decir una palabra.

Otro día Jesús vino a [ellos]. Ellos [le] dijeron, “Maestro, te hemos visto en una [visión], pues hemos tenido grandes [sueños ...] noche [...].”

[Él dijo], ¿Por qué se [ustedes ... cuando] se han ido a esconder?” [38]

Los Discípulos ven el Templo y lo Comentan

Ellos [dijeron, “Hemos visto] una gran [casa con un gran] altar [en ella, y] doce hombres -diríamos que son los sacerdotes- y un nombre; y una multitud esperando en aquel altar, [hasta] que los sacerdotes [... y reciban] las ofrendas. [Pero] permanecimos esperando.

[Jesús dijo], “¿Cómo eran [los sacerdotes]?

Ellos [dijeron, “Algunos ...] dos semanas; [algunos] sacrifican a sus propios hijos, otros a sus esposas, en alabanza [y] humildad mutua; algunos duermen con hombres; algunos están envueltos en [matanzas]; algunos cometen multitud de pecados y actos ilícitos. Y los hombres que están [ante] el altar invocan tu [nombre], [39] y en todos los actos de su carencia, se hacen sacrificios para completarla [...].”

Después de decir esto, callaron, pues estaban perturbados.

Jesús Ofrece una Interpretación Alegórica de la Visión del Templo

Jesús les dijo, “¿Por qué estáis perturbados? En verdad os digo, todos los sacerdotes que están ante el altar invocan mi nombre. De nuevo les digo, mi nombre ha sido escrito en esta [...] de las generaciones de las estrellas a través de las generaciones humanas. [Y ellos] han plantado árboles sin fruto, en mi nombre, de manera vergonzosa.”

Jesús les dijo, “Aquellos a quienes han visto recibiendo las ofrendas en el altar -eso es lo que ustedes son. Ese es el dios al que sirven, y ustedes son esos doce hombres que han visto. Los animales que han visto para el sacrificio son las personas que ustedes han extraviado [40] ante el altar. [...] se levantarán y utilizarán mi nombre de esta manera, y generaciones de devotos permanecerán leales a él. Después de él otro hombre se colocará desde [los fornicarios], y otro [se] colocará desde los asesinos de niños, y otro desde aquellos que duermen con hombres, y aquellos que se abstienen, y el resto de las personas de contaminación y desobediencia y error, y aquellos que dicen, “Somos como ángeles”, ellos son las estrellas que traerán todo a su terminación. Pues para las generaciones humanas, se ha dicho, “Mira, Dios ha recibido tu sacrificio de las manos de un sacerdote” -esto es, un ministro del error. Pero es el Señor, el Señor del universo, quien manda, “En el día último ellos serán avergonzados.” [41]

Jesús [les] dijo, “Dejad de [sacrificar...] lo que tenéis [...] sobre el altar, pues ellos están sobre tus estrellas y tus ángeles y ya han llegado a su terminación allí.

Así que dejadles que sean [seducidos] ante ustedes, y dejadlos ir [-cerca de 15 líneas perdidas] generaciones [...]. Un panadero no puede alimentar a toda la creación [42] bajo el [cielo]. Y [...] para ellos [...] y [...] para nosotros y [...].

Jesús les dijo, “Dejad de luchar conmigo. Cada uno de ustedes tiene su propia estrella, y cada [uno -cerca de 17 líneas perdidas-] [43] en [...] quien ha venido [... proceder] por el árbol [...] de este aeón [...] por un tiempo [...] pero él ha venido a regar el paraíso de Dios, y la [generación] que perdurará, porque [él] no mancillará el [camino de la vida de] esa generación, sino [...] por toda la eternidad.”

Judas Pregunta a Jesús Sobre esa Generación y las Generaciones Humanas

Judas [le] dijo, [Rabb]i, ¿qué tipo de fruto produce esta generación?

Jesús dijo, “Las almas de cada generación humana morirán. Cuando estas personas, sin embargo, hayan completado el tiempo del reino y el espíritu les deje, sus cuerpos morirán pero sus almas estarán vivas, y serán exaltadas.”

Judas dijo, “¿Y qué harán el resto de las generaciones humanas?”

Jesús dijo, “Es imposible [44] sembrar semilla en la [roca] y cosechar su fruto. [Esta] es también la forma [...] la generación [mancillada] [...] y la corruptible Sophia [...] la mano que ha creado a los mortales, para que sus almas asciendan a los reinos eternos arriba. [En verdad] te digo, [...] ángel [...] poder podrá ver que [...] éstos a quien [...] santas generaciones [...].”

Después de que Jesús dijera esto, partió.

Escena 3:

Judas relata una visión y Jesús responde

Judas dijo, “Maestro, así como les has escuchado a todos, ahora escúchame a mí. Pues he tenido una gran visión.”

Cuando Jesús escuchó esto, se rió y le dijo, “Tú, decimotercer espíritu, ¿por qué lo intentas tanto? Pero habla, y yo lo llevaré contigo.”

Judas le dijo, “En la visión vi como los doce discípulos me apedreaban [45] y me perseguían [severamente]. Y también vine al lugar donde [...] después de ti. Vi [una casa ...], y mis ojos no pudieron [comprender] su tamaño. Grandes personas la rodeaban, y aquella casa -tenía- un techo de verdor, y en medio de la casa estaba [una multitud -dos líneas perdidas-], diciendo, “Maestro, albérgame junto con estas personas.”

[Jesús] respondió y dijo, “Judas, tu estrella te ha extraviado.” Y continuó, “Ningún mortal es digno de entrar en la casa que has visto, pues ese lugar está reservado para los santos. Ni el sol ni la luna regirá ahí, ni el día, pero el santo morará ahí siempre, en el reino eterno con los ángeles santos. Mira, te he explicado los misterios del reino [46], y te he enseñado sobre el error de las estrellas; y [...] lo envié [...] en los doce aeones.”

Judas Pregunta Sobre su Propio Destino

Judas dijo, “Maestro, ¿podría ser que mi semilla esté bajo el control de los regidores?”

Jesús respondió y le dijo, “Ven, que yo [-dos líneas perdidas-], pero te afligirás mucho cuando veas el reino y toda su generación.”

Cuando escuchó esto, Judas le dijo, “¿qué bien es ese que yo he recibido? Para que me hayas puesto aparte de esa generación.”

Jesús respondió y le dijo, “Tú te convertirás en el decimotercero, y serás maldecido por las otras generaciones -y vendrás a regir sobre ellos. En los últimos días ellos maldecirán tu ascensión [47] a la santa [generación].”

Jesús Enseña a Judas Sobre Cosmología: El Espíritu y el Auto-Generado

Jesús dijo, “[Ven], para que pueda enseñarte sobre [secretos] que ninguna persona [ha] visto jamás. Pues existe un grande e ilimitado reino, cuya magnitud ninguna generación de ángeles ha visto, [en la cual] hay [un] grande e invisible [Espíritu],

que ojo de ángel nunca ha visto jamás,

ningún pensamiento del corazón jamás ha comprendido,

y nunca ha sido llamado por ningún nombre.

“Y una nube luminosa apareció. Él dijo, “Dejad a un ángel aparecer como mi servidor.”

“Un gran ángel, el divino iluminado Auto-Generado, emergió de la nube. Por él, otros cuatro ángeles aparecieron desde otra nube, y se convirtieron en servidores del angélico Auto-Generado. El Auto-Generado dijo, [48] “Dejad [...] que aparezca [...],” y apareció [...]. Y [creó] la primera lumbrera para reinar sobre él. Dijo, “Dejad que aparezcan los ángeles para [su] servicio,” e incontables miríadas aparecieron. Dijo, “[Dejad] que aparezca un aeón iluminado,” y entonces apareció. Creó a la segunda lumbrera [para] que reinara sobre él, junto con las incontables miríadas de ángeles, para servir. De esta forma creó el resto de los aeones iluminados. Les hizo reinar sobre ellos, y por ellos creó incontables miríadas de ángeles, para que les asistieran.

Adamas y las Lumbreras

(En Pistis Sophia Develada del VMS se menciona lumbreras como dadores de Luz)

Adamas estaba en la primera nube luminosa que ningún ángel había visto jamás entre aquellos llamados “Dios.” El [49] [...] que [...] la imagen [...] y a semejanza de [este] ángel. Hizo aparecer a la incorruptible [generación] de Seth [...] los doce [...] los veinticuatro [...]. Hizo aparecer setenta y dos luminarias en la generación incorruptible, de acuerdo con la voluntad del Espíritu. Estas setenta y dos luminarias hicieron aparecer trescientos sesenta luminarias en la generación incorruptible, de acuerdo con la voluntad del Espíritu, de que su número debía ser cinco por cada uno.

“Los doce aeones de las doce luminarias constituyen su padre, con seis cielos por cada aeón, de tal manera que hay setenta y dos cielos para las setenta y dos luminarias, y para cada una [50] [de ellas cinco] firmamentos, [para un total de] trescientos sesenta [firmamentos]. A ellos se les dio autoridad y un [gran] coro de ángeles [incontables], para gloria y adoración, [y después de ello también] espíritus vírgenes, para gloria y [adoración] de todos los aeones y los cielos y sus firmamentos.

El Cosmos, El Caos y el Mundo Inferior

“La multitud de aquellos inmortales es llamada el cosmos -esto es, perdición- por el Padre y las setenta y dos luminarias que están con el Auto-Generado y sus setenta y dos aeones. En él el primer humano apareció con sus poderes incorruptibles. Y el aeón que apareció con su generación, el aeón en el cual están la nube de conocimiento y el ángel, es llamada [51] El. [...] aeón [...] después de esto [...] dijo, “Dejad que aparezcan doce ángeles [para] regir sobre el caos y sobre el [mundo inferior].”  Y mirad, de aquella nube aparece un [ángel] cuyo rostro brilla con el fuego y cuya apariencia fue mancillada con sangre. Su nombre fue Nebro, que quiere decir “rebelde”; otros lo llaman Yaldabaoth. Otro ángel, Saklas, también vino de la nube. Así Nebro creó seis ángeles -al igual que Saklas- para ser asistentes, y esto produjo doce ángeles en los cielos, con cada uno recibiendo una porción de los cielos.

Los Regidores y Ángeles

“Los doce regidores hablaron con los doce ángeles: “Dejad a cada uno [52] [...] y dejadlos [...] generación [-una línea perdida-] ángeles”:

El primero es [S]eth, quien es llamado Cristo.

El [segundo] es Harmathoth, quien es [...].

El [tercero] es Galila.

El cuarto es Yobel.

El quinto [es] Adonaios.

Estos son los cinco que gobiernan sobre el mundo inferior, y antes que nada sobre el caos.

La Creación de la Humanidad

“Entonces Saklas dijo a sus ángeles, “Hagamos a un ser humano a semejanza e imagen.”  Ellos formaron a Adán y a su esposa Eva, quien, en la nube, es llamada Zoe. Pues por su nombre todas las generaciones buscan al hombre, y cada uno de ellos llama a la mujer por estos nombres. Ahora, Sakla no [53] or[denó...] excepto [...] las gene[raciones...] esto [...]. Y el [regidor] dijo a Adán, “Vivirás por mucho tiempo, con tus hijos.””

Judas Pregunta Sobre el Destino de Adam y de la Humanidad

Judas dijo a Jesús, “[¿Cuál] es la duración del tiempo que los seres humanos vivirán?”

Jesús dijo, “¿Por qué te cuestionas esto, que Adán, con su generación, haya vivido su lapso de vida en el lugar donde ha recibido su reino, con longevidad con su gobernante?

Judas dijo a Jesús, “¿Muere el espíritu humano?”

Jesús dijo, “Por esto es que Dios ordenó a Miguel darles los espíritus de la gente a ellos a préstamo, para que ellos puedan ofrecer servicio, pero el Grande le ordenó a Gabriel conceder espíritus a la gran generación sin ningún regidor sobre ellos -esto es, el espíritu y el alma. Por consiguiente, el [resto] de las almas [54] [-una línea perdida-].

Jesús Comenta la Destrucción de lo Perverso con Judas y Otros

“[...] luz [-cerca de dos líneas perdidas-] alrededor [...] permitid [...] espíritu [que está] dentro de ustedes more en esta [carne] entre las generaciones de ángeles. Pero Dios provocó que el conocimiento fuera [dado] a Adán y a aquellos con él, para que los reyes del caos y del mundo inferior no se señorearan sobre ellos.”

Judas dijo a Jesús, “Entonces, ¿qué harán esas generaciones?”

Jesús dijo, “En verdad te digo, para todos ellos las estrellas traerán asuntos para su terminación. Cuando Saklas complete el lapso de tiempo asignado a él, su primera estrella aparecerá con las generaciones, y ellos terminarán lo que dijeron que harían. Entonces fornicarán en mi nombre y matarán a sus hijos [55] y ellos [...] y [cerca de seis líneas y media perdidas-] mi nombre, y él [...] tu estrella sobre el [trece]avo aeón.”

Después de esto Jesús [rió].

[Judas dijo], “Maestro, [¿por qué te ríes de nosotros]?”

[Jesús] respondió [y dijo], “No me río de ustedes, sino del error de las estrellas, porque estas seis estrellas vagan con estos cinco combatientes, y todos ellos serán destruidos junto con sus criaturas.”

Jesús Habla de Aquellos que Están Bautizados, y de la Traición de Judas

Judas dijo a Jesús, “Mira, ¿qué hacen aquellos que han sido bautizados en tu nombre?

Jesús dijo, “En verdad [te] digo, este bautismo [56] [...] mi nombre [-cerca de nueve líneas perdidas-] para mi. En verdad [yo] te digo, Judas, [aquellos que] ofrecen sacrificio a Saklas [...] Dios [-tres líneas perdidas-] todo lo que es malo.

“Pero tu sobrepasarás a todos ellos. Pues tú sacrificarás al hombre que me reviste.

Ya tu cuerno se ha levantado,

tu ira se ha enardecido,

tu estrella ha brillado,

y tu corazón ha [...]. [57]

En verdad [...] tu ultima [...] se hizo [-cerca de dos líneas y media perdidas-], aflicción [-cerca de dos líneas perdidas-] el regidor, pues será destruido. Y entonces la imagen de la gran generación de Adán será exaltada, pues antes que los cielos, la tierra y los ángeles, esa generación, que es de los reinos eternos, existía. Mira, se te ha dicho todo. Levanta tus ojos y mira a la nube y a la luz dentro de ella y a las estrellas que la rodean. La estrella que guía el camino es tu estrella.”

Judas levantó sus ojos y miró la nube luminosa, y entró en ella. Aquellos que estaban en el suelo escucharon una voz que provenía de la nube, diciendo, [58] [...] la gran generación [...] … imagen [...] [-cerca de cinco líneas perdidas-].

Conclusión: Judas Traiciona a Jesús

[...] Sus supremos sacerdotes murmuraron porque [él] había entrado en el cuarto de huéspedes para orar. Pero algunos escribas estaban ahí vigilando cuidadosamente para arrestarlo durante la oración, pues tenían miedo de las gentes, pues todos le consideraban como un profeta.

Se acercaron a Judas y le dijeron, “¿Qué haces aquí? Tu eres discípulo de Jesús.”

Judas les respondió como deseaban. Y recibió un dinero y lo entregó a ellos.

El Evangelio de Judas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s