Maria en la genealogía de Jesús (OV)


En el capitulo 1 de Mateo, el nombre de María aparece en el tercer grupo, en el v. 16, con el tenor siguiente: “Y Jacob engendró a José, el esposo (marido) de María, de la cual nació Jesús el llamado Cristo”.

1) Una peculiaridad estilística del v. 16.

Es digno de interés el modo con que el evangelista introduce a María en el v. 16. En los vv. 2-16 escribía con una frase estereotipada e inmutable: “Abrahán engendró a Isaac, Isaac engendró a Jacob…”, etc. Pero al llegar al v. 16, Mateo cambia de estilo y dice: “Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús el llamado Cristo”. En vez de seguir escribiendo: “José engendró a Jesús”, el evangelista recurre de pronto a un giro en la frase. ¿Por qué?

Este motivo es de extraordinaria importancia y se nos explica en los vv. 18-25. En efecto, los antepasados de Jesús, desde Abrahán (v.2) hasta Jacob, padre de José (v. 16), engendraron a sus hijos según la ley ordinaria de la naturaleza. Pero en el caso de Jesús el Cristo se da una excepción tan singular como inaudita: Jesús no tiene padre humano; su concepción en el seno de María no es fruto del semen de José, sino que se debe a una intervención directa del Espíritu Santo (1,18.20). De tal naturaleza fue el acontecimiento inefable que se realizó en María, antes de pasar al segundo momento de la práctica nupcial judía, es decir, ir a habitar en casa de su esposo (1,18). Por tanto, en el origen humano de Cristo no está José, sino María, la cual “‘se encontró encinta por virtud del Espíritu Santo” (Mt 1,18). Dios es la causa trascendente de la novedad de Cristo salvador. Jesús tiene a Dios como padre(cf Mt2,11,que cita a Os 11,1; luego 3,17; 4,3.6; 14,33; 17,5).

El evangelista afirma que José es esposo de María (1,16) y que María es esposa de José (1,20.24), pero evita escribir que José sea padre de Jesús. Esta preocupación suya se manifiesta también en 2,13-23, donde nos narra la huida a Egipto y el regreso posterior a la tierra de Israel. Esa sección, como observan los comentadores, tiene algunas frases muy similares a Éx 4,19-20, en donde se narra el regreso de Moisés desde Madián a Egipto, después de haber muerto los que ponían asechanzas a su vida. Pero hay que prestar atención a la siguiente discrepancia. De Moisés se escribe que “tomó a su mujer y a sus hijos y se dirigió a Egipto” (Éx 4,20), mientras que de José se dice en cuatro ocasiones que tomó “al niño y a su madre” (vv. 13.14.20.21).

2) Un par de variantes del v. 16. La tradición textual conserva dos lecciones menores, claramente derivadas de la que acabamos de examinar, que goza del apoyo de los manuscritos de mayor importancia.

Una de ellas cambia el texto de esta forma: “Jacob engendró a José, para quien su prometida esposa la virgen María engendró a Jesús” (códice de Koridethi, la familia de mss. Ferrar, la Vetus latina y la sirocuretoniana). El amanuense se vio quizá impresionado por la crudeza de la expresión “…José, esposo (griego: andra) de María”. Estaba por medio la virginidad perpetua de la madre de Jesús. Y entonces se preocupó de atenuar el texto original, indicando expresamente a María como virgen. Además, esta lección se compagina más claramente con la mentalidad semítica, según la cual una mujer engendra un hijo al marido (cf Lc 1,13). José es el cabeza de familia legal, confirmado en esa función por Dios mismo (Mt 1,20-21).

La segunda variante lee: “Jacob engendró a José, y José, con el que estaba desposada la virgen María, engendró a Jesús, llamado Cristo” (versión siro-sinaítica solamente). Con semejante alternativa el copista intentaba armonizar el v. 16 con los vv. 2-16, en donde se recurre treinta y nueve veces a la fórmula fija: “Abrahán engendró a Isaac, Isaac engendró a Jacob…” Sin embargo, también aquí se evita nombrar a José como esposo de María y se caracteriza a María con su cualidad de virgen.

A juicio de algunos críticos racionalistas, las dos variantes servirían para indicar que para algunas corrientes de los primeros siglos José era considerado como padre natural, y no legal, de Jesús. Pero las observaciones apuntadas más arriba hacen sumamente improbable esta deducción.

En resumen: el v. 16, con su doble lección alternativa, prepara al lector para el misterio que se realizó en María. Ese misterio confunde la sabiduría y los planes de este mundo. Estamos en el umbral de una segunda creación, todavía más maravillosa que la primera.

CONCLUSIÓN. Desde Abrahán hasta Cristo (Mt 1,1-16), el itinerario de la historia de la salvación no fue un viaje triunfal. Se diría más bien que en él se mezclan la gracia y el pecado, una alternativa de luces y de sombras. Junto al amor de Dios, que sigue siendo indefectible, está el elemento humano, capaz de subir e inclinado a caer. Entre sus antepasados Cristo tiene santos y pecadores; tanto a los unos como a los otros no se avergüenza de llamarlos hermanos (cf Heb 2,11-12).

Aquella larga peregrinación que se extiende desde Abrahán hasta Cristo alcanza por fin la meta. María es el penúltimo eslabón de esta cadena genealógica. También ella por la vocación especial que se le ha asignado, es testigo de la fidelidad de Dios a sus promesas de querer estar al lado de los hombres (cf Gén 3,15). La Virgen surge del río de las generaciones humanas como alba que prepara el día de Cristo, salvación eterna: “Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús el llamado Cristo”( Mt 1,16).

A. SERRA
DICC-DE-MARIOLOGIA. Págs. 308-311

Esta entrada fue publicada en 05)Genealogía Jesús, José de Nazaret, Lc. 3:23-38, Maria (Madre), Mt. 1: 1-17, Mt. 1:18-25, Versiones Otras (OV). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s