T04.18

(T4.18). ¿Plantea problemas la reconstrucción de un texto antiguo a partir de muchas copias?

Los problemas que afectan a los manuscritos del Nuevo Testamento son los mismos que los de otros testigos de obras clásicas de la antigüedad grecolatina y afectan a la actividad de los copistas: errores involuntarios, enmiendas voluntarias, la mayoría de las veces equivocadas, adiciones al texto por motivos ideológicos o para corregir el estilo; omisiones, por los mismos motivos, o por puro error ocular.

T04.18En sí mismos, los métodos de estudio de los manuscritos del Nuevo Testamento son iguales a los empleados en los textos de Homero, por ejemplo, de Platón, o de cualquier otro autor del mundo clásico. Sin embargo, el inmenso número de testigos —en total más de 5.000— complica y facilita las cosas a la vez. Tal monto aterroriza, pero puede ayudar por otra parte sabiendo que, tras los pertinentes trabajos, las muchas copias nos permiten llegar muy cerca de los originales. El texto de un autor clásico está representado en ocasiones por un solo manuscrito. Cuando existe media docena de ellos se considera que hay ya una buena base para reconstruir el texto original. Imagínese el trabajo, pero también las oportunidades de llegar al texto original en el caso del Nuevo Testamento con tantos testigos. 

Es importante saber también que la tradición manuscrita del Nuevo Testamento es en ocasiones muy cercana a los originales, cosa que no ocurre casi nunca con los clásicos. Las primeras copias debieron hacerse muy cerca del momento en el que se compuso el «autógrafo». Así, el P52, un diminuto fragmento del capítulo 18 del Evangelio de Juan, vv. 31-33, es datado por los especialistas hacia el 125/130, es decir, quizá sólo unos treinta años después de la composición del Evangelio.

A diferencia del texto hebreo del Antiguo Testamento, que desde el siglo II d.C. fue sometido a un riguroso control debido al carácter sagrado que tenían incluso sus letras aisladas, el del Nuevo Testamento fue al principio un texto vivo, cuyo carácter canónico al pie de la letra nunca fue definido por la Iglesia. Valía más el Espíritu vivo que la letra transmitida en los manuscritos. Incluso copistas más bien tardíos alteraban el texto (sobre todo de los Evangelios) para conformarlo a los pasajes paralelos correspondientes. En los siglos II y III los escribas se sintieron autorizados para introducir en determinados pasajes las modificaciones que consideraban justas desde el punto de vista de la gramática, el estilo, e incluso desde el dogma incipiente. Hay estudios que tratan de lo que se llama «corrupción ortodoxa» de la Escritura durante esos siglos, es decir, de la acomodación positiva del texto de un manuscrito a las tendencias teológicas de la mayoría ortodoxa. Se ha señalado que papiros bastante antiguos, como P45 (Evangelios y Hechos), P46 (cartas de Pablo) y P66 (Evangelio de Juan), representan un «texto libre» del Nuevo Testamento con notables diferencias respecto a otros testigos. 

Por tanto, en la Iglesia primitiva, hacia finales del siglo II, se daba un doble movimiento en sí contradictorio respecto a sus «Escrituras»: por un lado, se poseían textos que eran sagrados (teóricamente intocables); por otro, existía cierta libertad para alterar ese texto y acomodarlo a lo que más conviniera (una discusión teológica; necesidades de un sermón). Respecto a estas libertades para con el texto sagrado debe tenerse en cuenta que la mayoría de los copistas no se interesaban tanto por la «lectura original» como hoy día, cuanto por la lectura que estimaban «verdadera», es decir, de acuerdo con la tradición eclesiástica o el dogma que se iba formando.

Guía para entender el Nuevo Testamento, Antonio Piñero, Pág. 68-69)

Un comentario en “(T4.18). ¿Plantea problemas la reconstrucción de un texto antiguo a partir de muchas copias?

  1. hola tu que estas conectado
    quien eres

    Jesus existio historicamente, nunca dijo que escribieran nada, ni mucho menos que hicieran unos evangelios, porque intuia lo que ivan a hacer

    Oviamente lo que tenemos por evangelios espura historia, pero mezclado con verdad, eso es una tactica que ya conocemos.

    Si es posible conocer los verdaderos pero ya no en este plano fisico

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s